¿Es seguro realizarce cirugía plástica?
Si, siempre que se haga con un cirujano plástico legalmente acreditado.
Es importante que se estudie a profundidad cada caso en particular, se haga una planeación quirúrgica adecuada y se realice el procedimiento indicado, siguiendo todas las normas y técnicas quirurgicas científicamente aceptadas.

Es importante acudir con un cirujano plástico que haya cursado una residencia formal en cirugía plástica y reconstructiva.

El factor aislado que prevalece en la elección de un cirujano plástico es su reputación profesional.
Es muy importante asesorarse con un médico de confianza y preguntar a las sociedades médicas si el cirujano plástico pertenece a la Sociedad de Cirugía Plástica y cuenta con la certificación profesional correspondiente.

Actualmente en casi todo el mundo existe la especialidad en cirugía plástica y reconstructiva con reconocimiento universitario y de las autoridades de salud, de manera que en los últimos veinte años, el número de cirujanos plásticos con reconocimiento universitario ha aumentado casi diez veces, haciendo que los costos de la cirugía se hayan abatido en forma considerable.

En términos generales los procedimiento de cirugía plástica son muy bien tolerado por los pacientes y el dolor cede con la administración de analgésicos de uso habitual.

Cuando el paciente refiere mucho dolor, normalmente debemos pensar que existe una complicación o que el procedimiento fue mal realizado o bien pudo causarse daño en los tejidos durante el procedimiento quirúrgico.

En la actualidad es muy seguro someterse a procedimientos de cirugía plástica; Siempre y cuando sea realizado por un cirujano calificado y en instalaciones hospitalarias que cuenten con toda la infraestructura para poder hacer frente a cualquier incidente durante y después de alguna cirugía, esto es, que tenga quirófanos equipados con la más alta tecnología y poder atender alguna urgencia durante ella, terapia intensiva, laboratorios de análisis clínicos, banco de sangre, etc.

En pocas palabras un hospital donde se pueda hacer frente a cualquier eventualidad o complicación médica.
Casi como regla podemos decir que la mayoría de las complicaciones en cirugía plástica se pueden evitar si los pacientes se atienden con un cirujano altamente calificado y en instalaciones hospitalarias adecuadas.